El sistema de Intercasa Inmobiliaria entiende que el negocio inmobiliario debe estar en manos de verdaderos profesionales. Sólo este tipo de profesionales competitivos encaja en un sistema donde el agente inmobiliario es un vendedor, que no sólo trabaja independiente y con una dedicación exclusiva, sino que asume los gastos de su oficina y gestión.
La fórmula de la franquicia ha tenido una divulgación evidente en el sector comercial desde su aparición en el mundo de los negocios, puesto que permite al pequeño empresario disponer de los canales de desarrollo de una marca más grande.
No obstante para poder dar servicio a un alto nivel se requiere un bagaje de capacidad y conocimientos con el que se debe atender al cliente.

Intercasa se desarrolla mediante una Red de Puntos e Venta, difundida por todo el territorio nacional; en la actualidad nos encontramos en plena expansión por toda España.

Más Información